fbpx

“LOS ASESORES INMOBILIARIOS EN GENERAL SON MUY INEFICIENTES”

Hace algunos días escuché este comentario de un cliente vendedor, que entre otras actividades se dedica también a desarrollos inmobiliarios, por lo que ha tenido trato con innumerables empresas y corredores inmobiliarios. Créanme, que como líder de un equipo de asesores inmobiliarios, el comentario me cuestionó y me llevó a revisar el verdadero valor que ofrecemos a nuestros clientes.

Primero, debemos identificar qué tenemos dos tipos de clientes: clientes vendedores o arrendadores y clientes compradores o arrendatarios.

Para nuestros clientes vendedores o arrendadores: Nuestro objetivo, una vez pasado el proceso empático, donde entendemos el porqué quiere vender o rentar su propiedad, nos solidarizamos con el cliente para lograr su objetivo. Se vuelve nuestra meta el vender o rentar su propiedad al mejor precio posible; para lo cual realizamos un estudio de valor comercial de su propiedad en el menor tiempo posible, seguido de una propuesta de estrategia personalizada de marketing y el seguimiento puntual con el cliente sobre los resultados de la misma.

Para nuestros clientes compradores o arrendatarios: Nuestro objetivo es sensibilizarnos de la necesidad que tienen al buscar una propiedad para poder realizar la búsqueda de la propiedad ideal, que satisfaga sus necesidades, presentarle recorridos virtuales y físicos de las propiedades legalmente sanas y en el rango de precio de mercado que sea de su interés, asegurando una inversión inmobiliaria que alcance y muchas veces mejore sus expectativas.

En RE/MAX Valle, estamos listos para compartir contigo nuestras herramientas y experiencia para lograr estos objetivos.

Créeme que te sorprenderás al comprobar que no todos los asesores inmobiliarios somos ineficientes… Sin embargo, tomo el comentario de mi cliente vendedor, como un recordatorio de que siempre puedes mejorar, siempre hay un paso más. Esto es un camino infinito, no se acaba…

Y al final me doy cuenta de que el reconocimiento de ese recordatorio es el mayor valor con el que contamos los asesores de la empresa.